Milagros Brito: trazando el futuro entre innovación, calidad de vida y moda circular

Su perspectiva siempre fue y es la vanguardia, la innovación y el futuro. En cada proyecto que lidera se destaca por trascender y asegura que, hoy en día, el verdadero lujo pasa por el disfrute y la satisfacción personal, en relación a años atrás, vinculado esto con la moda y la arquitectura. Milagros Brito es positivismo y calidad de vida, es madre de cuatro, pero también es profesionalismo, y por sobre todas las cosas es, conformación de equipos multidisciplinarios con fuertes valores humanos.  

Más allá de ser una de las empresarias más importantes del país relacionada con el mundo de la construcción y el Real Estates, Milagros también se destaca por su pasión por la moda. Si bien su carrera en este mundo comenzó a sus 24 años, hoy nos habla sobre el surgimiento de “Must Have”, una plataforma que reúne a emprendedores en una misma tienda online. Esta iniciativa nació de la pasión compartida con su amiga Belén Moroni por colaborar con emprendedores para brindarles visibilidad y oportunidades de venta, mientras ellas promocionan y seleccionan cuidadosamente los productos ofrecidos. 

Es así como, además de su experiencia en el sector inmobiliario, Milagros incursionó en el mundo de la moda a temprana edad y tuvo su propia marca. Aunque ahora su enfoque principal son sus negocios en Vizora y Remeros Beach, aún disfruta descubrir nuevas marcas y apoyar a emprendedores emergentes. 

En esta entrevista íntima, Milagros Brito nos brindó una mirada fresca y comprometida con la vanguardia, la innovación y la calidad de vida. A través de sus proyectos inmobiliarios, su apoyo a emprendedores y su visión sobre la moda circular, demuestra su compromiso con un enfoque más personalizado y consciente en todas las facetas de la vida. 

Sos líder por donde se te mire. Triunfas en una industria dominada históricamente por hombres. ¿Cómo fue y es tu experiencia siendo una mujer que lidera el rubro? 

La realidad es que siempre me sentí muy bien en este rubro. Es verdad que quizá el rubro del Real Estate y la construcción es más de hombres, como lo son tantos otros.  

Cuando ingresé a este rubro, hace 16 años, tuve algunas inseguridades o desconocimiento porque yo venía de la moda. La clave fue rodearme de gente que sabía, de aprender, de escuchar mucho, de ir haciendo las cosas con convicción e intuición, y también arriesgar.  

Lo que nos pasa a las mujeres, a diferencia a los hombres, es que no tenemos miedo de preguntar o de no entender. Eso a mí me jugó a favor porque era un mundo nuevo y me animé a entrar en algo que no conocía mucho, pero sí me sentía muy fuerte y muy capaz en todo lo que era el área comercial. Es así como inicié en esto armando el plan de marketing y comercial para lo que fue Arboris Las Lomas. Fue un mundo que conocí por el 2004 y me apasionó. 

Tu padre, Jorge Brito, fue un gran empresario y en tu sangre llevas su liderazgo. ¿Cuál fue su mayor enseñanza que te ayudó a generar confianza en tu carrera? 

Mi papá me enseñó muchísimas cosas. No solamente como padre sino también como empresario.  

Él siempre depositó mucha confianza en mí y en mis hermanos. Siempre lo sentí muy cerca, una guía muy importante. Pero también supo correrse, nos dio mucha confianza y nos dejaba el lugar para hacer el propio camino. En ese proceso también el equivocarme, pero siempre él con un sabio consejo a tiempo. 

Lo más importante de él fue el ejemplo como empresario y como persona. Como amaba su trabajo, su gente y como les dedicaba tiempo y sus fines de semana. Una persona que siempre encontraba, en toda situación, por más compleja que fuera, un camino de salida. Si bien era muy fuerte con sus decisiones, también era de escuchar y eso es algo que me lo transmitió. Uno puede tener convicciones muy fuertes, pero también está bueno escuchar otras posiciones y buscar el consenso. 

Este dicho de “persevera y triunfarás” tiene que ver con eso. El éxito va de la mano con el dedicarte cien por ciento a tus pasiones, al trabajo, a los clientes, a los proyectos. Hay una cuota de talento, pero hay mucho más que tiene que ver con el día a día, la dedicación que uno le pone y el amor obviamente. 

Trabajas con muchísimas personas en simultáneo y tu liderazgo se aplica también en el terreno humano. ¿Cómo fomentas la innovación y creatividad dentro de tu equipo de trabajo?  

Sí, trabajo con equipos multidisciplinarios. Creo que siempre hay que estar a la vanguardia y muy atenta para ver qué es lo que está pasando y hacia dónde va la mirada.  

Nosotros, con los proyectos, buscamos trascender y dejar huella. Hoy yo digo que la vanguardia y la innovación tienen que ver, en relación a los proyectos inmobiliarios, con la calidad de vida que uno propone. 

Nuestros proyectos son futuristas y hoy, esa mirada, tiene que ver principalmente con la calidad de vida que la gente valora tener. Hoy hablamos que el verdadero lujo pasa por el disfrute, a diferencia de años atrás. Como valoración, post pandemia, hoy estamos mirando la innovación aplicada a la calidad de vida de donde vivimos y el lugar qué espacios nos propone.  

Tenes tu propia marca “Must Have” junto a Belén Moroni ¿Qué te acercó a emprender en el mundo de la moda y qué podemos encontrar atrás de Must Have? 

Must Have surgió en pandemia. Con Belu somos muy amigas, compartimos la pasión por colaborar con los emprendedores. Ella tiene su festival Warmichella y yo siempre me sentí muy parte de todo lo que hace. Desde mis redes, siempre intento impulsar a pequeños emprendedores a que se animen y vayan por más, y un poco ayudar con todo lo que es la comunicación y difusión.  

Entonces Must Have surgió con esta vocación de unir en una misma tienda a emprendedores que quizá nos mandaban productos para difundir. Se nos ocurrió armar algo en donde ellos tengan visibilidad y la posibilidad de vender en una plataforma, y Belu y yo promocionando y curando los productos.  

En el mundo de la moda incursioné a los 24 años y tuve mi marca hasta los 28. Es un mundo que a mí me gusta, me dediqué, estudié y me siento muy a gusto. Hoy tal vez lo tenemos más como medio y como una tienda, no estamos metidas en el tema de diseño porque cada una tiene sus negocios aparte. A mí, particularmente, el tema de Remeros Beach y Vizora me lleva mucho tiempo, por ende, no tenemos tiempo de ponernos con los talleres y todas esas cuestiones de producción, pero nos encanta elegir productos, descubrir nuevas marcas e impulsar a nuevos emprendedores.  

Milagros Brito en Remeros Beach

Siguiendo con la línea de tu marca y con tu ojo súper afinado que siempre ve más allá, ¿qué tendencias de moda actuales crees que tienen potencial para perdurar en el tiempo? 

La moda circular es algo que se viene y lo hace para quedarse. Como usuaria consumo mucho The Web y New Dress Rent, que son tiendas de amigas. Una de ellas es de vestidos que los rentas y la otra de ropa usada que, obviamente, está en súper buenas condiciones. Creo que la idea de moda circular es una muy buena propuesta. A mí me encanta y me parece súper innovador.  

Por lo menos para mí, la moda tiene que ver mucho con las cosas que sean sustentables en el tiempo y te den comodidad. Hoy la moda tiene que ver mucho con uno. No tanto aquello que va impuesto, sino lo que uno elige y se siente cómodo. Cuando lucís algo que va con vos, realmente se destaca por diferente.  

No soy de usar tendencias. Tal vez sí lo hice de más joven pero hoy la realidad es que uso lo que siento que me queda bien y con lo que me genera comodidad.    

En PlushMag tenemos en claro que la moda se vincula con absolutamente todo lo que nos rodea y ella es una herramienta para la expresión personal y la creatividad. En tu caso ¿cómo relacionas la arquitectura y construcción con la moda? 

Un poco volviendo a ese concepto que te hablaba antes sobre lo futurista y la calidad de vida. Creo que hoy, todo aquello que nos haga sentir que pertenecemos y estemos a gusto con eso, tanto hablando del lugar donde vivís o la ropa que usas y decidís ponerte en tu día a día.  

Nada está puesto en los ojos para el afuera, sino que hoy la gente está teniendo una mirada más interior y de conectarse con quien realmente es y las verdaderas elecciones qué impacto tienen en la vida.  

Creo que tienen que ver con esto, con una fuerte identificación con ese bien.  

Siempre te hemos visto con una imagen sumamente prolija y cuidada. ¿Cómo describirías tu estilo personal y qué influencias lo han moldeado? 

La verdad es una pregunta que me cuesta un poco responderla. Sí te diría que soy una persona que me gusta verme bien y le presto atención a mí cuerpo. Me gusta arreglarme y me conozco bien, así que rápidamente me puedo hacer un peinado o un make up yo misma.  

En relación al estilo para vestirme, me gusta hacerlo para el momento. Si voy a entrenar me gusta tener mis equipos de gimnasia o también mis looks de trabajo, en donde ya no uso tantos trajecitos porque cada vez voy menos a capital, entonces me visto más con jean, un lindo saco y zapatillas.  

Cuando tengo una ocasión en particular me gusta también vestirme de gala. Esta bueno, cuando tenemos esas oportunidades más importantes, levantar un poco más el look.  

Siguiendo con lo que te comenté antes, no me pongo nada con lo que me sienta incómoda. No uso nada que, por más que esté de moda, no me haga sentir cómoda. Realmente lo que priorizo la comodidad y estar vestida para la ocasión.  

Fuiste destacada por Forbes como una de las mujeres más poderosas de Argentina. ¿Qué le diría Milagros Brito a las mujeres que quieren ser líderes en el mundo de los negocios para incentivarlas a que vayan por ello? 

Creo que está muy relacionado ser líder con ser una persona que inspira y que es puente para que otros también obtengan algún objetivo, o bien empujarlos para que se animen. Ese es el rol que veo y tengo, no solamente dentro de mi empresa, sino también a nivel comunicacional.  

Transmito algo que tiene que ver con el positivismo, con esto que creo de “un día a la vez”, de ponerte metas más cortitas e ir cumpliéndolas y objetivos medibles que sean posibles. A veces, uno se pone metas que son inalcanzables y en el medio te frustras. Es importante saber qué queres y qué te es posible hacer, y en función de eso tener un plan de acción. Cuando uno va alcanzando pequeños logros va adquiriendo confianza, y la confianza en uno es lo que nos lleva a hacer grandes cosas.  

La confianza es lo más importante, para creer en uno y en función de esa convicción poder ir logrando diferentes cosas en su vida, que no necesariamente tienen que ver con lo laboral, también con la familia, quién queres ser, y cosas que van más allá del trabajo.  

Siempre nos gusta conocer a nuestros elegidos desde su lado más íntimo. ¿Qué es lo que más te enorgullece de tu carrera y de vos misma por haber logrado llegar a donde estas hoy? 

A mí me da muchísima satisfacción cuando voy a los proyectos que están inaugurados, que hemos creado con Vizora y que yo particularmente soñé, pensé y proyecté en el momento que fueron maquetas y que luego se construyeron. Me da mucha satisfacción ir a esos proyectos y ver que los residentes llevan a cabo la vida que yo alguna vez soñé para ellos.  

También me da mucha satisfacción la empresa que tengo, pero por sobre todas las cosas todo el capital humano que hay ahí. Es mucho lo que uno invierte en armar equipos, en transmitirles una cultura de empresa, trabajar juntos y coordinadamente. Creo mucho en el trabajo en equipo, entonces me da mucha satisfacción el grupo de gente con el cual trabajo. 

También me da orgullo haberme podido realizar en paralelo de formar una familia y haber criado a mis cuatro hijos. Haber tenido la posibilidad de trabajar, ser una mamá presente y haber estado en todo lo que pude para ellos.  

Te diría que estas son las cosas, que, si miro para atrás, digo: “bueno Mili la verdad estuviste bastante bien”.  

Lo último para cerrar e irnos pensando… Si tu vida fuese una película ¿qué nombre le pondrías? 

Justo estoy viendo mi tatuaje que dice “one day at a time” (un día a la vez). Sin duda ese sería un buen nombre para mi película.  

Esta frase surge porque cuando mi papá tuvo el accidente tenía una mochila con él donde en un bolsillo de ella había una medalla que decía “one day at a time”. Una medalla que ninguno de nosotros, ni mi mamá, la había visto ni sabía que la llevaba con él.  

Un poco esto me ayudó a transitar el duelo en aquel momento y después también se convirtió en una forma de vida. Una forma de vida que tal vez yo ya llevaba, pero me recuerda que todos los días son una oportunidad nueva a que algo lindo te pase, para hacer las cosas diferente, para incorporar un hábito que te haga bien, para llamar a alguien del cual estas alejado y le queres decir algo. 

Esto de un día a la vez es una manera de vivir y sería un lindo título para mi película.  

1 Comment

  • Andre
    1 año ago Reply

    👏👏Muy buena nota!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search