¿Qué es el skin flooding y cómo ponerlo en práctica?

El skin flooding, es otra de las técnicas que se ha vuelto viral en las redes sociales, y en particular, ha captado la atención de aquellos que buscan una piel hidratada y saludable. Consiste en “inundar” la piel con una serie de productos humectantes en un orden específico para lograr una hidratación profunda y duradera. Aunque el nombre pueda parecer abrumador, en realidad se trata de una rutina sencilla que requiere aplicar los productos adecuados en el orden correcto.

La premisa fundamental, y frente a la oda del “no make up”, el skin flooding está de la vereda donde se prioriza lo que caracterizamos dentro de: “menos es más”, ya que prepara la piel de tal manera para luego utilizar el menor maquillaje posible y lucir una piel hidratada, sin descamaciones y prevenir brotes causados por la resequedad cutánea.

4 sencillos pasos para llevar adelante el skin flooding:

1. Limpieza: Es fundamental limpiar el rostro todas las noches con un limpiador suave. Este paso asegura que la piel esté libre de impurezas y maquillaje, lo que permite una mejor absorción de los productos posteriores.

2. Tónico facial: Aplicar un tónico facial es un paso importante que a menudo se pasa por alto. Al aplicarlo sobre la piel húmeda, se potencia su efectividad. Se recomienda usar tónicos humectantes que se complementen con los otros productos de la rutina para hidratar y nutrir profundamente la piel.

3. Sérum: El sérum es un producto de alta concentración de ingredientes activos que se absorbe rápidamente en la piel. Se recomienda utilizar sueros a base de agua que contengan humectantes como el ácido hialurónico y la niacinamida para una hidratación instantánea y un aspecto radiante.

4. Crema hidratante: Para completar la rutina, se aplica una crema hidratante que sella la hidratación y proporciona una barrera protectora adicional.

¿Qué beneficios trae esta técnica para nuestra piel?

En primer lugar, proporciona una hidratación profunda al utilizar una combinación de productos humectantes.

Favorece la absorción de los ingredientes activos, lo que maximiza su efectividad.

Protege la barrera cutánea y permite que el microbioma de la piel se repare y funcione correctamente.

Esta rutina es especialmente adecuada para la piel seca en invierno, ya que evita la resequedad causada por factores ambientales como el viento, la calefacción y el frío.

Aunque el skin flooding tiene múltiples beneficios, es importante tener en cuenta algunos puntos en contra. Es necesario considerar el tipo de piel y sus necesidades antes de aplicar esta técnica. Si tenes piel grasa o propensa a obstrucciones en los poros, es posible que esta rutina no sea adecuada, ya que el uso excesivo de productos oclusivos podría ser contraproducente. Además, es esencial revisar los ingredientes activos de los productos para asegurarse que sean compatibles y evitar cualquier posible reacción adversa.

En conclusión, el skin flooding es una técnica de cuidado de la piel que ha ganado popularidad en las redes sociales. Al seguir los pasos adecuados y utilizar los productos correctos, se puede lograr una piel hidratada, luminosa y saludable. Sin embargo, es importante adaptar esta rutina a las necesidades individuales de cada persona y tener en cuenta el tipo de piel para obtener los mejores resultados, siempre consultando con especialistas idóneos en la temática.

1 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search